domingo, 2 de abril de 2017

LA FARRUQUITA

Era una chiquita hartera
hija de un poeta sin ton ni son
dueña de la proeza
de amar contra la pobreza
del corazón.
Cantadora exquisita
de bajadas marchitas
de alcohol.

Nieta de un mentiroso
lleva en sus dichos, todo
lo que heredó:
Telas, prosas y vino,
besos y desatinos,
rubios rizos pintados,
bocas que ha maquillado
con pasión.

Era una Farruquita,
herencia de Blanquita
y del Señor.
Bailadora embustera,
hecha en buena madera
dueña de esta poesía
de la endeble alegría
de mi amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario